Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Memorización en Los Primeros Años

>> 5.10.10



El consejo de hoy para los que hacemos escuela en casa:

Incluir un tiempo de memorización en tu rutina es de suma importancia.


Lo hemos oido mil veces, "memorizar no sirve de nada, solamente memorizas para el exámen y a los cinco minutos se te olvida"

¿Por qué cuándo memorizabamos para los examenes de verdad se nos olvidaba todo y ahora queremos que nuestros hijos memoricen cosas importantes?

La clave está en el contexto. Memorizar solamente para un examen de verdad no sirve de nada, pero cuando memorizamos datos dentro de un contexto, cuando memorizamos datos que vamos a usar, todo cambia.

Cuando hablamos de un  proceso de aprendizaje siempre se espera, sin importar el método que usemos, que nuestros hijos recuerden lo que se les ha enseñado. Cuando una persona lee y lee y no retiene nada podemos decir que no aprendió, y lo que no aprendemos bien no lo podemos usar, no lo podemos aplicar a nada.

No quiero decir que debemos de hacer de nuestra forma de enseñar una que este basada solamente en la memorización de datos aislados; debemos por el contrario, de buscar hacer conexiones entre lo que nuestros hijos memorizan y la forma de aplicarlo.

Es extraño que hoy muchos papás que no favorecen el que sus hijos tengan un tiempo de  memorización como parte de su rutina; en otra conversación, ellos mismos lamentan el hecho de que no pueden memorizar, por ejemplo, pasajes Bíblicos; inclusive si vas a una librería puedes encontrar una gran cantidad de libros dirigidos a adultos con miles de ejercicios e ideas para mejorar la memoria.

Ahora, cuando nuestros hijos están pequeñitos es muy fácil notar que memorizar es algo que ellos disfrutan. Se memorizan canciones, diálogos de películas, nombres de dinosaurios, etc. ¿Qué pues? Lo que nos toca es aprvechar esa inclinación natural y dirigirla hacia dónde sabemos que les es necesario llegar.

¿Qué podemos incluir en nuestro periodo de memorización?

1. Lo más importante, las Sagradas Escrituras. Desde muy pequeños pueden empezar a memorizar pasajes bíblicos y te vas a sorprender de cuán rápido y cuánto memorizan. A los pequeñitos les encanta el reto de memorizar pasajes completos.

2. El Catecismo de Westminster adaptado para niños pequeñitos. y el Catecismo Menor para los niños un poco más grandes (¡y para nosotros también!)



3. La geografía del área en el que se están desarrollando sus estudios de Historia. Por ejemplo, este año estamos estudiando el Mundo Medieval, así que estudiamos Europa, Arabia, la península Escandinava, etc..

4. Las fechas y nombres de personajes importantes dentro del marco histórico que este estudiando.

5. Las bases de la gramática, que es un sustantivo, un verbo, una oración, el pronombre, el adjetivo, el adverbio, etc...
En este punto me detengo para decir cuan importante es que un niño no tiene que entender completamente lo que está memorizando en un principo; simplemente le estamos dando herramientas para que en uno o dos años cuando comience a hacer sintaxis, tenga las herramientas listas para usarlas.






6. Matemáticas. las tablas de multiplicar, series, numeraciones, respuestas a sumas y restas. Aquí es lo mismo que en el punto anterior. No necesita precisamente entender exactamente porque tres veces dos es seis. Pero sin duda, cuando crezca un poquito y le enseñes más sobre las multiplicaciones, todo va a hacer sentido.


Y bueno la lista es grande, puedes incluir vocabulario en latín, en inglés, poemas, etc...


¿Cómo podemos reforzar lo que ya ha sido memorizado?


Haciendo conexiones. "¿Te acuerdas que memorizamos en donde está este país? mira, este cuento sucede allí"


Otra forma es a través de juegos, puedes usar tu creatividad para añadir movimientos, caras, música y bailes para memorizar lo que sea menos llamativo.


Repitiéndo una y otra vez lo que ya te has memorizado.

Puedes guardar en una carpeta lo que están memorizando. Yo le imprimo a mi hija los poemas, o los pasajes bíblicos o lo que sea que esté memorizando, luego ella lo decora y así vamos dándole la vuelta a todo para asegurarnos de que nada se quede en el olvido.

También puedes
usar tarjetas y unirlas con un arillo de metal, con la información básica. Nosotros usamos esto para anotar las citas bíblicas y las operaciones matemáticas.

Una cartulina en la pared para vocabulario nuevo también puede funcionar.

Lo importante es que sea de todos los días. Siempre empieza tu día con 10 ó 15 minutos de memorización.

Nosotros repasamos (y esto lo hago también con mis vesículos bíblicos) tres cosas cada día: Algo de hace más de una semana, lo último que memorizé y lo nuevo que incluí esta semana. Uso marcadores "post-it"  para señalar en donde voy y así no nos perdemos y repasamos todo.

1 comments:

Anónimo,  10 de julio de 2012, 14:57  

Hola muchas gracias doy a Dios porque usa a personas como ustedes para ayudarnos y darnos concejos.
Es muy importanten para nosotros como padres tener como guia y ejemplos a veces nos equivocamos tanto y creemos que lo que hacemos con ellos esta bie. El Señor el continue bendiciendo

Publicar un comentario

Gracias por detenerte para dejar un comentario; nos encantaría oír lo que tienes que decir.

No olvides dejar tu nombre.

¿Cómo puedes registrarte?

Si no cuentas con cuenta Google; no te preocupes, puedes dejar un comentario escogiendo la opción "Anónimo"; solamente te pedimos que no olvides firmar tu comentario con tu nombre.

Gracias una vez más por tomarte el tiempo para comentar.

Recuerda que puedes suscribirte para recibir las nuevas publicaciones en tu correo.

Fotos Y Líneas

Si quieres usar una foto o texto de este sitio, por favor déjamelo saber a través de un correo o mensaje. Y espera mi permiso por escrito.
Estas son nuestras fotos. Nuestro diario en pixeles y palabras.
Gracias.
Se produjo un error en este gadget.

Norma y Becky

Norma y Becky
Norma y Becky

Blog template by simplyfabulousbloggertemplates.com

Back to TOP