Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Memorizando Santiago -Semana 17-

>> 12.11.11

©Annie Pliego Photography

 Santiago 5: 13- 20

15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.

16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

17 Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.

18 Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.

19 Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver,

20 sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

"Un verdadero compromiso con la oración es sin duda, un pre-requisito para soportar las aflicciones y las pruebas." John MacArthur

"Una fe falsa, resulta no sólo en una teología errada, sino en un estilo de vida igualmente errado." MacArthur

Gracias por haberme tenido paciencia durante esta serie (ya que no pude escribir de manera constante), es mi oración que haya podido animarlas de alguna u otra manera a adentrarse más en las Escrituras, a escudriñarlas, a memorizarlas, a orar de acuerdo a lo que está escrito.

Yo estoy a punto de terminar de memorizar este libro, y en diciembre mi hermana y yo nos vamos a ver y pensamos recitarnos, una a la otra, nuestros proyectos de memorización. Espero que tú también hayas terminado, o estés a punto de hacerlo. Si te quedaste a la mitad, no te preocupes, puedes volver a retomarlo en cualquier momento.

Si pudiste memorizarlo, o estás a punto de acabarlo, recuerda también que eso no te hace un mejor cristiano; no le des cabida al orgullo, recuerda que nada de lo que hagamos puede hacernos merecedoras del favor de Dios.

Por gracia vivimos y por gracia andamos.

Que el Señor nos ayude a perseverar...

Becky

Read more...

Honestidad, Integridad y Nuestras Palabras

>> 3.11.11


"Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación." Santiago 5:12

Vivimos en una sociedad que está plagada de mentiras, deshonestidad y falta de integridad. Sin embargo, como cristianas, no debemos de conformarnos a este patrón que a veces hasta pareciera ser normal.

Nuestras palabras deben de ser honestas, íntegras, creíbles y no nada más en lo "importante", sino también en lo más simple, en lo cotidiano, con lo relacionado a nuestro esposo y a nuestros hijos. Es más fácil decir "se me olvidó" que hacer un esfuerzo para acordarnos de las cosas que hemos quedado de hacer. Podemos usar ayudas, como por ejemplo cuadernos de notas en la bolsa y agendas para anotar todo, pero es importante no ver como  algo normal, "que a todo mundo le pasa"  el que no cumplamos con lo que decimos.

Que importante medir nuestras palabras, no solamente en el sentido de no ofender a alguien, o hablar mal de alguien, sino también en el sentido de que midamos el peso de nuestros compromisos. No podemos ir quedando mal  y a la vez predicando a Cristo. Toda nuestra manera de hablar debe de reflejar el verdadero carácter cristiano.

Un o un no deberían de ser suficientes cuando hablamos, porque salen de la boca de una mujer que teme a Dios.

Que no se nos olvide que el hablar de una persona, la integridad y honestidad de sus palabras revelan mucho de su condición espiritual.

"El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla su boca." Lucas 6:45

Los que hablan mentira en todo tiempo, los que no cumplen su palabra, los que blasfeman y no honran a Dios con sus palabras, muestran por su misma conducta que su corazón no ha sido regenerado.

"La gente peca con su lengua más que en ninguna otra manera. Uno no puede hacer todo, pero sí puede decir cualquier cosa" John MacArthur

Aparta de ti la perversidad de la boca,
Y aleja de ti la iniquidad de los labios.
Proverbios 4:23

"Yo dije: Atenderé a mis caminos,
Para no pecar con mi lengua;
Guardaré mi boca con freno,
En tanto que el impío esté delante de mí."
Salmo 39:1



Becky

Read more...

Cómo Enfrentar Las Pruebas Pacientemente. Memorizando Santiago -Semana 16-

>> 24.10.11

Shiloh Photography © usada con permiso

Santiago 5:8-14

7 Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.

8 Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.

9 Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.

10 Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.

11 He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

12 Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.

13 ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.

14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

John MacArthur, a partir de los versículos 7-8 del capítulo 5 de Santiago, nos hace ver 6 perspectivas prácticas que habilitan al creyente para perseverar en las pruebas:

1. Anticipar la venida del Señor (v. 7-8)

El estudiar acerca de los eventos de los últimos tiempos, debería de llevar al creyente a tener esperanza, a que tengamos nuestros ojos puestos en lo eterno, a que perseveremos en santidad.

Así como el labrador espera ver el fruto de su trabajo dependiendo solamente en la Providencia Divina, así nosotros también, esperamos ver el fruto de nuestra perseverancia que depende sólo de la Providencia de Dios.

"No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos." Gálatas 6:9
No perdamos la paciencia, no nos cansemos, si no desmayamos en el día a día, en la prueba, segaremos y veremos al Señor.

Ahora, ¿cómo anticipamos la venida del Señor? Afirmando nuestros corazones; determinando con toda firmeza no darnos por vencidos ante la severidad de las pruebas, y sin olvidar que nuestra esperanza está bien fundada en la venida del Señor.

Aquí vemos claramente un ejemplo de como Dios nos llama a la acción, la responsabilidad del hombre ante Él es algo que no podemos negar.


2. Reconocer el juicio de Dios. (v. 9)

La venida del Señor trae esperanza al creyente, pero para el impío juicio; y ésto es algo que no  podemos olvidar.

Cuando atravesamos pruebas, muchas veces perdemos la paciencia y una muestra clara de que esto está sucediendo, es que nos comenzamos a quejar unos con otros. Comenzamos a murmurar aún en nuestro corazón, hasta el punto de  reflejar actitudes amargas ante los que están cerca de nosotros.


3. Seguir el ejemplo de los siervos de Dios. (v. 10)

Qué importante es leer y estudiar acerca de la vida de los profetas, de los apóstoles, de los padres de la iglesia, de tantos mártires que a lo largo de la historia, han perseverado aún hasta la muerte.

"Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.." Hebreos 12:1

4. Entender la bendición de Dios (v. 11a)

La bendición de Dios no es precisamente la ausencia de angustias, sino la gracia para perseverar en medio de las más grandes angustias.

MacArthur dice,

"Las bendiciones de Dios no vienen sobre los que hacen cosas grandes, sino sobre los que perseveran"


5. Entender los propósitos de Dios (v.11b)

Santiago nos dice que veamos a Job y que veamos el fin de su historia; que nos acordemos de cómo el Señor es compasivo y muy misericordioso con los suyos.

Si leemos con atención la vida de Job (y sería buenísimo leerla esta misma semana), vemos al menos cuatro propósitos divinos en todo el sufrimiento de Job (y de nosotros)

1. Probar su fe para ver si era genuina.
2. Truncar las intenciones que Satanás tenía de destruir la fe de Job.
3. Fortalecer la fe de Dios y permitirle ver a Dios con mayor claridad.
4. Aumentar las bendiciones en la vida de Job.

"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados." Romanos 8: 28

6. Considerar el carácter de Dios (v. 11c)

Santiago cierra su exhortación animando al creyente a poner sus ojos en el carácter de Dios. En todas sus pruebas, en todas, los creyentes pueden descansar seguros sabiendo que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

Los que permanecen fieles a pesar de las pruebas, los que perseveran pacientemente podrán decir con el Salmista,

"Cantad a Jehová, vosotros sus santos,
Y celebrad la memoria de su santidad.


Porque un momento será su ira,
Pero su favor dura toda la vida.
Por la noche durará el lloro,
Y a la mañana vendrá la alegría"

Salmo 30: 4-5

Becky

Read more...

Demos Gracias a Dios Por Las Tormentas por J.C. Ryle

>> 18.10.11



"Si somos verdaderos Cristianos, no debemos esperar que todo en nuestro camino al cielo sea fácil. No debemos de extrañarnos, si tenemos que enfrentar enfermedades, pérdidas, tristezas y decepciones, como cualquier otra persona. Lo único que el Señor nos ha prometido es perdón de nuestros pecados, gracia en nuestro camino y gloria al final- Él nunca nos ha prometido que no tendremos aflicciones. Él nos ama demasiado como para prometernos tal cosa.

A través de la aflicción, Él nos enseña preciosas e invaluables lecciones que no aprenderíamos de ninguna otra manera. En las aflicciones, Él nos muestra nuestro vacío, nuestra debilidad, nos trae al Trono de la Gracia, purifica nuestras afecciones, nos separa del amor a las cosas del mundo y nos hace anhelar el cielo. En la mañana de Resurrección diremos: "Bueno me es haber sido humillado, para que aprenda tus estatutos." (Salmo 119:71) y daremos gracias a Dios por cada tormenta que trajo a nuestra vida."

J.C. Ryle

Expository Thoughts on the Gospels: Mark, [Carlisle, PA: Banner of Truth, 1985], 83. {Mark 4:35-41}

Read more...

Cuando Las Aflicciones Llegan a Nuestra Vida

>> 17.10.11

"Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese." 1 Pedro 4:12
"Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia." Santiago 1:2

Aflicción es una palabra que conocemos, que cada uno de nosotros la experimentamos de  diferentes maneras. Unos la han experimentado más que otros y pareciera que otros no han pasado por ella. Pero todos la enfrentaremos tarde o temprano, directa o indirectamente. El Señor nos ha prometido aflicción (no prosperidad) en esta tierra y por lo tanto tenemos que estar preparados para ella, es necesario preparar nuestras almas para soportarla y no desmayar.

Muchos predican que el Señor nos promete paz y felicidad hoy y ahora; dicen a gran voz que Dios quiere vernos felices porque somos hijos del Rey. Pero si estudias fielmente la Palabra, encontrarás que Él no nos promete nada de esto en esta vida. No nos promete nuestra mejor vida ahora.

La aflicción es una consecuencia del pecado, un recordatorio continuo que es usado por ese Dios amoroso, que nos permite ser golpeados por la aflicción para que aprendamos a odiar ese pecado que clavó a Jesús en la cruz. Para recordarnos que nuestra mejor vida no es ahora sino en aquel día cuando lleguemos delante de nuestro Salvador y de rodillas Él haga ese intercambio de lagrimas por gozo y de dolor por descanso.

Nuestro Dios ama tanto a sus hijos, que nos permite ser golpeados por tragedias para que no olvidemos ese día, el día en que estaremos con Él y para que pongamos nuestros ojos en Jesús y no en las cosas que nos da (salud, hijos, prosperidad ...).

Que bendición es ser traídos a este lugar donde hay tanto dolor y sin embargo, ver que ahí somos cuidadas por Dios mismo. Llegamos al lugar de la aflicción para llegar poder entender que en verdad Dios es suficiente para nosotros. Que lo amamos no por lo que nos da, sino por lo que Él es. Nos trae al lugar de la aflicción para conocerlo como un Padre consolador, como un Padre que sabe lo que es mejor para nosotros y enseñarnos a confiar en Él total y absolutamente.

La aflicción trae humildad, te deja con nada de que gloriarte. Te deja en el suelo y sin aliento. Puedes gloriarte de nada más que de Jesucristo que te levanta y te da fuerzas para levantarte cada día. Conoces sus misericordias cada mañana y su fidelidad en las noches. Y en todo ésto vas siendo santificada y tu boca se llena de nada más que de gratitud.

La aflicción sirve como un recordatorio del pecado, de las lágrimas, del dolor y de las consecuencias que éste trae consigo. En este mundo hay aflicción a causa del pecado del hombre, y hasta que nuestros cuerpos sean glorificados podremos ser verdaderamente libres de toda aflicción.

La aflicción en un creyente edifica también a la gente que está alrededor tuyo; tu propia fe y la de los otros que están cerca de ti, es no solamente confrontada sino también edificada.

La aflicción sirve también como un filtro para separar la fe de los verdaderos creyentes, de la de los falsos creyentes, de esos que predican un evangelio barato y sin tempestades; uno color de rosa y de felicidad.

En mi caso, la aflicción de perder a mi bebe, me dejó una cicatriz en mi vientre. Una cicatriz que quedará como memoria de mi aflicción, pero no sólo es para acordarme de la aflicción como aquellos que lloran sin esperanza, sino que como un recordatorio perpetuo de cómo el Señor fue fiel y no nos dejó durante esos tiempos que fueron de extremo dolor.

A ti te digo, si pasas por aflicción, que no te sorprenda,  prepárate para ese día leyendo la Palabra, estudiando la sana doctrina, abundando en la oración privada. No te dejes engañar con enseñanzas de predicadores que enseñan la prosperidad, que tienes que declarar cosas buenas a tu vida para que sucedan, ¡Cuidado!  Esos falsos maestros predican prosperidad, salud, bienestar y no te preparan para la batalla. Te engañan predicándote mentira y cuando las aflicciones llegan para probar quienes son verdaderos creyente, muchos caen y abandonan la falsa fe que siguieron. Pero tú, sigue adelante, pon tus ojos en Jesús y no te canses. La perseverancia no es fácil, pero Él es fiel. Confía en Él.

Cada vez que seas golpeada por aflicción recuerda a tu Padre, y dale gracias por su fidelidad; pídele que te conceda el que cada día perseveres en la verdad; no por tus fuerzas, sino por las de Él.

La aflicción es una providencia de Dios. De un Dios que nos ama tanto, que no nos deja amar al mundo, ni el pecado. Pero un día, Él hará cambiara nuestra lagrimas y dolor por alegría. Y entonces descansaremos y no lloraremos más.

Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

"Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas." 2 Corintios 4: 16- 18

Norma

Read more...

Memorizando Santiago -Semana 15-

>> 13.10.11

Santiago Apóstol, obra de Rembrandt (1661)


Santiago 5

1 ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán.

2 Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla.

3 Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros.

4 He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos.

5 Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza.

6 Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia.

7 Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.


En estos versos, si nos detenemos cuidadosamente, podemos ver que Santiago apunta severamente a aquellos hombres que están dentro de la iglesia y que profesan ser Cristianos, más sin embargo viven amando y sirviendo al dinero.

¿Cuáles son las actitudes hacia el dinero que estos hombres (y mujeres) tenían?

1. Acumulaban sus riquezas sin ningún propósito; olvidándose de que los tesoros de este mundo son temporales y efímeros. Estos hombres se habían ya olvidado de las enseñanzas de nuestro Señor Jesús:
"No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan;sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón." Mt. 6: 19-21
 Tengamos cuidado, no siempre que veamos que alguien está prosperando, es una señal de que la bendición de Dios está con ellos. En muchas ocasiones es claro que la prosperidad económica no trae bendición, sino maldición. Los hombres son prosperados hasta hastiarse, hasta que tienen tanto que se llega a pudrir, a enmohecer.

2. Sus riquezas habían sido ganadas injustamente. (v.4) Específicamente estos hombres se habían enriquecido a costa de sus trabajadores, de abusar de ellos.

3. Habían usado sus riquezas para vivir vanamente, para sí mismos. (v.5) Después de haber acumulado riquezas para sí mismos y después de haberlas ganado a través del abuso de otros, ahora estos ricos malvados usan sus recursos para gastarlos egoístamente: en sus deleites, en vicios (no se nos olvide que el comprar y comprar sin ningún límite, sin ejercer dominio propio, es tan bien un vicio) y satisfaciendo cada capricho de su corazón.

4. Las riquezas cegaron a tal grado los ojos de estos hombres que aún los llevaron a ser capaces de matar a otros (literalmente) para mantener un estilo de vida opulento. (v.6)

No nos equivoquemos, las riquezas, la prosperidad económica pueden ser una bendición de Dios en la vida de sus hijos para que lo glorifiquemos y hagamos bien a otros siempre y cuando jamás las amemos más que a Dios. Que no se nos olvide, ni por un momento que, "ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas." Lucas 16: 13

Pablo escribe a Timoteo unas palabras clave, palabras que nos dicen cómo es que Dios espera que los ricos (los más prósperos)dentro la iglesia se comporten:

"A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna." (I Timoteo 6: 17-19)

Bendiciones,

Becky

Read more...

¿Eres Cristiana?

>> 9.10.11

Judas obra de Georges de la Tour (c. 1620)


Hoy es Domingo, el Día del Señor, un día perfecto para considerar nuestra vida y preguntarnos si verdaderamente somos Cristianas a la luz de la Escrituras.

Considera por ejemplo estas preguntas:

- ¿Qué significa ser Cristiano?

- ¿Eres salva?... ¿De qué?

- ¿Qué libros lees?

- ¿Qué música escuchas?

- ¿Qué sabes (crees) de doctrina Bíblica en temas como: bautizo, mortificación del pecado, predestinación, santificación, justificación, modestia, teología del pacto, los atributos de Dios, de la eternidad?

- ¿En dónde te paras con respecto al aborto, divorcio, homosexualismo, adopción, volverse a casar?

- ¿Te sabes los 10 mandamientos de memoria así como conoces el nombre del artista de moda y sus canciones?

- ¿Qué hizo Jesús en la cruz?, ¿Por quién murió?

- ¿Cuál es el trabajo del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo en la salvación?

- ¿Tienes tiempo a solas con el Señor diario? Ese tiempo diario que te metes a tu cuarto y tus hijos saben que es un tiempo ininterrumpible porque estas a solas con tu Dios?

- ¿Es la Palabra de Dios tu base en cualquier opinión que tienes, o tus opiniones cambian de acuerdo a las circunstancias, excusando comportamientos porque “Dios es bueno y da segundas oportunidades”, y así, invalidando Su Palabra?


¡Oh, Si tan solo pudieras ver tu condición de pecador, si tan solo pudieras ver tu desesperada necesidad de un salvador! Que la vida cristiana no consiste en citar cosas que suenan bien o aceptar la nueva tolerancia. Si tan solo pudieras ver la severidad del pecado en ti, entonces, no comprometerías tus opiniones, sino que te pararías firme en aquello que fue escrito para nuestro entendimiento. Pero ¿cómo vas a entender si no lees, si lo que lees son las nuevas ideas de tolerancia religiosa?

¿Qué lees? ¿Lees libros de predicadores o autores con poco temor de Dios, que están interesados en llenar sus bolsillos y sus cultos religiosos? Hay muchos sedientos de la verdad que tristemente se alimentan de mentiras recubiertas de verdad y piensan que eso les satisface cuando en realidad se están muriendo del hambre. Y esos hombres y mujeres engañados, se creen cristianos, aseguran que son salvos tan sólo porque un día repitieron una oración, y sin embargo hoy siguen una religión que no apunta al pecado, que no te hace sentir culpa profunda de tu pecado, sino una religión muy fácil de seguir, una que consuela, que no condena, sino que abraza un pecado que es tolerable dependiendo la situación. Una que no predica el arrepentimiento sino que te dice "Ven tal y como eres a Jesús, Él siempre te va a aceptar no importa nada más."

Enoch profetizó acerca de hombres engañadores como éstos y lo podemos ver en el libro de Judas:

"Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo."

¿Qué conoces de la Soberanía de Dios? Estamos advertidos de los hombres que encubiertamente niegan la soberanía de Dios. La Palabra de Dios es clara y nos advierte y muchos no escuchan, porque no leen las Escrituras, sino que solamente leen los libros escritos por hombres que buscan su propio beneficio; como los hombres de los cuáles Judas nos advierte:

"Estos son murmuradores, querellosos, que andan tras sus propias pasiones; cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho." (v.16)

¿Conoces al Dios soberano del que la Biblia habla que hace como a Él le place y no le pide permiso a nadie? Al Dios soberano que tiene misericordia del quién Él quiere y endurece el corazón de quien quiere? (Rom. 9)¿Qué te han enseñado estos hombres de los cuales, su condenación ha sido marcada desde el principio? ¿Te enseñan el temor a Dios? ¿Te enseñan a temer a Áquel que tiene el poder de salvarte o condenarte? Compruebas con las Escrituras que lo que dicen es verdad, o lo aceptas ciegamente, tomando el veneno que te ofrecen y tristemente, no has visto como poco a poco han cambiado tu religión a la de ellos.

¿Por qué escribo ésto? Porque en el libro de Judas (que estoy estudiando y meditando) leemos:

"A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne." (v.22-23)

Hermanos o amigos, les ruego, si aman su alma, escuchen estas palabras. No mis palabras, sino las advertencias que se nos han dado en las Escrituras. No es tener un “lingo” cristiano, o escuchar la nueva “rola” cristiana como muchos hacen referencia; no es el tener experiencias nuevas o espirituales, no es el emocionarte porque una canción te hizo llorar lo que te hace Cristiano. El verdadero Cristiano siempre está en una batalla contra sus pecados, contra la carne, porque teme y ama a Dios.

No te voy a dejar así, te voy a dar autores que puedas leer, que te enseñaran buena doctrina, doctrina santa sin adulterar. Esa doctrina que fue enseñada desde siempre. Primeramente, lee la Biblia, leela toda, no leas versos aislados, ni tampoco leas únicamente tus libros predilectos.

Te recomiendo leer también a hombres piadosos y temerosos de Dios como: J.C. Ryle, A.W. Pink, Octavius Winslow, Spurgeon, Jonathan Edwards o a algunos contemporáneos como: R. C Sproul, D.A. Carson. Paul Washer, John MacArthur. Busca una iglesia donde se predique la Palabra de Dios COMPLETA, donde prediquen del pecado, del infierno, de la culpa, del perdón, de la Soberanía de Dios. Estas iglesias Reformadas (siguen las enseñanzas de la Biblia con temor)y van a ser muy diferentes a lo que has sido enseñado, y ésto es porque las iglesias de hoy, se han alejado terriblemente de la verdad, predicando un Evangelio fácil, uno que apapacha y promete salud, prosperidad y una vida feliz y victoriosa.

Hermana, amiga, no te canses, no desmayes, sigue adelante en la doctrina sana y pura que nos fue dada por el Señor. Apréndela, y se celosa de esa doctrina, se fiel en aprenderla y enseñársela a tus hijos para que ellos se las enseñen a sus hijos.

La doctrina no separa, en Judas vemos que es lo que en realidad divide a la iglesia del Señor:

"Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo; los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu.."

La sana doctrina trae unidad a la iglesia de Cristo, y tú,  ¿conoces la sana doctrina?

Norma


-En La Biblioteca Reformada pueden encontrar excelente material de estudio.
-Gracia a Vosotros es el sitio en español de John MacArthur, en el que pueden encontrar muy buenos materiales de estudio.
-En este sitio también pueden encontrar muy buenos recursos: Todo Pensamiento Cautivo.

Read more...

Recuerda que puedes suscribirte para recibir las nuevas publicaciones en tu correo.

Fotos Y Líneas

Si quieres usar una foto o texto de este sitio, por favor déjamelo saber a través de un correo o mensaje. Y espera mi permiso por escrito.
Estas son nuestras fotos. Nuestro diario en pixeles y palabras.
Gracias.
Se produjo un error en este gadget.

Norma y Becky

Norma y Becky
Norma y Becky

Blog template by simplyfabulousbloggertemplates.com

Back to TOP