Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

¿Por Qué Educar en Casa?

>> 15.7.10



Proveer a nuestros hijos de una educación verdaderamente cristiana para los creyentes no debería de ser una opción. Es simplemente lo que tenemos que hacer.

Parece imposible, en un mundo en el que todo es relativo que alguien se atreva, siquiera, a proferir un absoluto; sin embargo, nuestra vida como creyentes, debería de estar marcada por absolutos.



¿Por qué educamos en casa?

Porque es la manera en que podemos cumplir lo que Dios demanda de nosotros en Deuteronomio 6:1-9,

     1 Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla;
    2 para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados.
    3 Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres.
    4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
    5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
    6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;
    7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.
    8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;
    9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.



Los cristianos tenemos un problema, ya no creemos en la Palabra de Dios tal cuál es. No cremos que podemos sobrevivr la educación de nuestros hijos sin la ayuda de "expertos"y dependiendo únicamente de lo que la Biblia dice. Tenemos que reconocer que ya hemos dejado que el mundo y sus "expertos en educación", desde psicológos hasta educadores dicten nuestra agenda. El Cristianismo que se nos ha predicado en los últimos años es uno bien fácil de llevar, lleno de promesas y sin nada de compromisos, y obviamente esto se ve reflejado en la educación de los hijos que crecieron en hogares "cristianos".

Educamos en casa, porque ¿de qué otra manera podríamos inculcar la Palabra de Dios a nuestros hijos?  por ratitos, y después de que los mandamos a la escuela a ser enseñados por gente no creyente a como ver el mundo y a entender como relacionarse con él lo hace más difícil. Es realmente una contradicción...

Enviamos a nuestros hijos a un lugar en el que sabemos de antemano que les van a enseñar cosas contrarias a lo que la Biblia enseña y luego nos dedicamos a "platicar" para que nos cuenten lo que les enseñaron para desenseñarlos. O qué tal la enseñanza que sin darnos cuenta les damos cuando les decimos que lo más importante que tienen que hacer es estudiar...  y sin embargo los enviamos a un lugar en el que Dios no es bienvenido, y al final aprenden que en lo más importante que tienen que hacer pueden dejar a Dios fuera.

La respuesta que nos dan a todo esto es siempre, "Pero yo quiero que mi hijo sea luz en las tinieblas, que de testimonio a otros",  Me pregunto, ¿de verdad nos creemos esto? Nos parecemos más a los cruzados que envíaban a los niños a "pelear" y éstos terminaban muriendo irremediablemente.

El argumento que generalmente sigue es: "Pero, lo que pasa es que tú tienes a tus hijos en una burbuja y no quieres que sepan lo que hay afuera"  Nuestro hogar es un refugio para cada uno de nosotros, pero también es un "campo de entrenamiento" en contra del enemigo. Enseñamos a nuestros hijos todo lo que sucede alrededor nuestro a la luz de la Biblia y lo analizamos de acuerdo a los principios Bíblicos. Les enseñamos a usar la Palabra de Dios como una espada, y también les enseñamos a desbaratar argumentos ilógicos. Leen no nada más acerca de los hombres que vivieron y enseñaron lo contrario a la Palabra de Dios y que trastornaron el mundo, sino que leen sus propios escritos y los analizan a fondo.

La Supremecía de la Palabra debe  gobernar nuestras vidas desde que sale el sol hasta que se pone.

En nuestra "escuela" Dios no se queda afuera; Dios lo gobierna todo.



3 comments:

Vesna 12 de agosto de 2010, 11:03  

Hola hermanas:

Realmente su blog me ha bendecido grandemente, muchas mujeres "cristianas" han perdido su rol bíblico y se han desviado trás otros movimientos contemporaneos más "populares" que se han infiltrado en las congregaciones, dejando de lado la enseñanza de los hijos(as) y otras funciones del hogar que describen el plan de Dios para sus vidas. Comparto mucho su sentir porque es lo que las Escrituras me han enseñado en este último tiempo, y le doy gracias a Dios porque aún soy joven y no tengo hijos, por lo tanto, cuando sea madre estaré más preparada para estas cosas y por lo ello Dios exigirá más de mi, siendo una responsabilidad que me llena de gozo por la bondad que Él ha tenido conmigo al enseñarme poco a poco a ser una mujer virtuosa que ame las Escrituras. Al dejar la educación a personas incorversas, estamos arrastrando a nuestros hijos(as) a una vida de condenación, maldiciéndolos por no presentarles realmente lo que desea el Dios de las Escrituras. Ahora sólo mi esperanza esta en Dios, en que muchas mujeres más puedan ser entendidas en lo que la Escrituras enseñan sobre su rol.

Dios nos ayude a ser mujeres como Él quiere.

Aprendiz Reformado 12 de agosto de 2010, 11:12  

Gracias por esta enseñanza, enciende mi deseo y anhelo para que cuando tenga hijos, los pueda guiar e instruir en el camino de justicia desde pequeños.
Tengo 26 años, soy de Chile. El próximo año, si Dios quiere, me casaré con mi novia; y es nuestro profundo deseo educar a nuestros hijos en casa.
Hemos compartido esto con algunas personas, pero la mayoría nos responde que eso sería tener a nuestros hijos en una burbuja, como usted lo señala más arriba; pero pienso que es lo mejor, ya que es lo que Dios nos dijo que hiciéramos, y esta enseñanza nos exhorta a hacerlo fielmente.
Gracias por compartir la verdad bíblica con nosotros.
Hace 1 año aproximadamente conocí, junto con mi novia, las doctrinas de la gracia; llevábamos casi 9 años en una iglesia sin ser salvos; pero Dios se reveló a nosotros mediante la predicación fiel del Evangelio viendo un video de Paul Washer, y conocimos la verdad, y ésta nos hizo libres. Ahora somos celosos embajadores de Cristo y su verdad. Anhelamos hacer las cosas conforme a la Palabra de DIos, y la crianza de los hijos es una parte fundamental para nosotros en un futuro cercano.
Gracias nuevamente.
Seguiré revisando sus enseñanzas, ya que son bíblicas y amamos eso.
Para cualquier consulta, mi correo es:
flaviusmp@live.cl
Dios les guarde.
Cariños

Aprendiz Reformado 12 de agosto de 2010, 11:13  

Vesna, la joven que posteó más arriba es mi novia jejeje. Veo que también dejó un comentario, ¡Qué bueno!.
Ahora estaremos los 2 comentando sus entradas.
Dios les guarde.

Publicar un comentario

Gracias por detenerte para dejar un comentario; nos encantaría oír lo que tienes que decir.

No olvides dejar tu nombre.

¿Cómo puedes registrarte?

Si no cuentas con cuenta Google; no te preocupes, puedes dejar un comentario escogiendo la opción "Anónimo"; solamente te pedimos que no olvides firmar tu comentario con tu nombre.

Gracias una vez más por tomarte el tiempo para comentar.

Recuerda que puedes suscribirte para recibir las nuevas publicaciones en tu correo.

Fotos Y Líneas

Si quieres usar una foto o texto de este sitio, por favor déjamelo saber a través de un correo o mensaje. Y espera mi permiso por escrito.
Estas son nuestras fotos. Nuestro diario en pixeles y palabras.
Gracias.
Se produjo un error en este gadget.

Norma y Becky

Norma y Becky
Norma y Becky

Blog template by simplyfabulousbloggertemplates.com

Back to TOP