Aroma de Sábado







Me encanta el aroma de los sábados. Hoy desperté y el aroma en el jardín era uno inigualable, la tierra húmeda, la lavanda y las gardenias desprendiendo su dulce fragancia; el viento soplaba como un ligero murmullo.

Preparé un rico café, negro, fuerte y unos panquecitos de naranja y moras.

La cocina también se impregnó de un dulce aroma, el aroma de los sábados.

Mi marido y yo salimos a tomar una taza de café al jardín, y el momento se convirtió en uno mágico. La conversación me animó. Su compañía me llenó. Sus palabras me recordaron que Dios cuida de nosotros  y en silencio, en mi corazón , a su lado agradecí al Señor por darme a este hombre, por los sábados, por  poder detenernos a disfrutar del fruto del trabajo de sus manos tomando una rica taza de café y un panquecito.

¡El aroma de los sábados me encanta!


               

Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por detenerte para dejar un comentario; nos encantaría oír lo que tienes que decir.

No olvides dejar tu nombre.

¿Cómo puedes registrarte?

Si no cuentas con cuenta Google; no te preocupes, puedes dejar un comentario escogiendo la opción "Anónimo"; solamente te pedimos que no olvides firmar tu comentario con tu nombre.

Gracias una vez más por tomarte el tiempo para comentar.