Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Memorizando Santiago - Semana 8

>> 28.6.11




21 ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

22 ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?

23 Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

24 Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.

25 Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

Read more...

Aprendiendo a Dar Gracia

>> 21.6.11



Estamos (mi hermana y yo) leyendo un muy buen libro titulado "Give them Grace" (Dales Gracia) por: Elyse M. Fitzpatrick y Jessica Thompson. Y lo recomiendo absolutamente a cada mamá que está tratando de educar a sus hijos de una manera Cristiana. Hay varias cosas que me han hecho pensar con respecto a la manera en que disciplino a mis hijos.

La educación Cristiana de mis hijos es una prioridad en mi vida, como estoy segura que es lo mismo en la vida de otras mujeres cristianas. Tratamos de disciplinar a nuestros hijos de acuerdo a la Palabra, con paciencia y temor a Dios; sin embargo, en el fondo de nuestro corazón, muy seguido encontramos, si somos honestas,  motivaciones equivocadas incluso cuando tratamos de hacer el bien; y nos damos cuenta de que si no dependemos de Dios cada día terminamos errando en el blanco y lastimando a nuestros hijos.

Proverbios 16:2  dice,

"Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión;
Pero Jehová pesa los espíritus"

Unas de las cosas que me impactaron y quisiera compartir (aunque no he terminado de leerlo) es lo fácil que es para los  padres Cristianos caer en la trampa de educar hijos “morales” en vez de hijos Cristianos. Si nuestros hijos crecieran siendo obedientes a nosotros, respetuosos de las reglas del hogar, de la escuela y de la sociedad; si siempre contestaran con un “si por favor” y “no gracias”; si los demás padres admiraran nuestra manera de educar a nuestros hijos y nos festejaran el buen trabajo que hacemos como padres (teniendo los aplausos del hombre y la ira de Dios), de alguna manera descansaríamos pensando que nuestros hijos van en el buen camino. Sin embargo nos estaríamos engañando a nosotros mismos y al mismo tiempo estaríamos, de alguna manera, enseñando a nuestros hijos a que pueden "hacer algo" para  merecer su salvación. Y tristemente, aunque Cristo no reine en sus vidas, ellos serían niños ejemplares, siempre bien educados. Ante este comportamiento, ¿cómo le predicamos a nuestros hijos que Cristo vino a salvar a pecadores, a imperfectos?

¿Qué tanto conocen a Cristo y qué tanto conocen acerca de Cristo? ¿Qué tanto viven para Cristo, y qué tanto viven para complacernos a nosotros sus padres? ¿Qué tanto están entrenados a seguir, y obedecer leyes y reglas y qué tanto obedecen por amor a Él que los salvó de sus pecados?

¡Qué peligro! Qué peligro en el que tantos padres caemos cuando al ver a nuestros hijos les decimos: "Eres un buen niño", cuando la Palabra de Dios dice lo contrario en Romanos 3:12

"Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno."

¡NO HAY NI SIQUIERA UNO! Ni siquiera tu hijo querido. Todos nos hemos desviado y si no nos arrepentimos, no seremos perdonados.  Cuántas veces hemos engañado a nuestros hijos sin ni siquiera darnos cuenta, predicándoles un evangelio de obras y reglas en vez de un Evangelio de Gracia.  Las reglas no traen salvación,  jamás lo han hecho, sin embargo la gracia infinita de Dios sí. La autora dice que ésto no quiere decir que no debemos darles reglas a nuestros hijos, pero es importante no perder de vista el verdadero evangelio. Cada vez que los disciplinamos, que los instruimos, tenemos delante de nosotros una oportunidad para explicarles lo que Cristo hizo por nosotros y nuestra inhabilidad de hacer lo bueno si no es por Él y Su obra en nosotros.

"Estoy aprendiendo a dirigirlos a ver su necesidad de Él y no su necesidad de hacer el bien para complacerme a mi”

Debemos decirles diario, como escribe en su libro la autora, que es lo que Dios requiere de ellos y cuando se quejen, darles el Evangelio “¡Hija mía,  prueba y ve que el Señor es bueno! (Sal. 34:8) "Dios salva a los pecadores arrepentidos, tanto a los que rompen las reglas como a los que las cumplen y se jactan de ello."

Oh, hay tanto que aprender, tanto que cambiar, tantas palabras que guardar y tantas que dar; tanto que confiar en Su gracia y no en mis métodos y reglas.

Norma

Read more...

Tres Características de una Fe Muerta, Vana y Falsa.

>> 20.6.11

Amazon Books

John MacArthur, en su comentario de la epístola de Santiago, nos hace notar tres características de una fe muerta, vana y falsa que Santiago menciona en el capítulo 2: 14- 20.

1. Una confesión vana. (v. 14)  Aquí vemos que Santiago no pone en duda la fe de la persona, lo que cree; sino el no tener obras. Esta persona de forma continua, no tiene una manera de sustentar, de probar la fe que predica.

A través de su epístola, Santiago menciona diferentes tipos de obras que deben de ser visibles en la vida de todo creyente:

Paciencia (1:3)
Perseverancia en las pruebas (1: 12)
Una vida pura (1: 21)
Obediencia a las Escrituras (1: 22-23)
Compasión por el necesitado (1: 27)
Imparcialidad (2: 1-9)
Obras de compasión (2: 15)
Control de la lengua (3: 2-12)
Humildad (4: 6-10)
Veracidad (4: 11)
Paciencia (5:8)

2. Una compasión falsa. (2: 15-17) Santiago compara la fe sin obras con palabras de compasión sin obras compasivas. Es decir, las "palabras compasivas" vacías, son hipocresía. El ser compasivo, el tener obras compasivas reales es una característica que debería ser natural en todo creyente. 

En la parábola de El Buen Samaritano (Lucas 10: 30-35), Jesús es claro en su enseñanza: los suyos están obligados a ayudar a cualquier persona en necesidad, sea amigo o extraño, conciudadano o extranjero, admirable o despreciable.

El ser compasivos, el actuar compasivamente debe ser parte de nuestra vida cristiana.

3. Una convicción superficial. (2:18-20) El tener una convicción superficial se refiere al hecho de asentar ciertas doctrinas bíblicas, a decir creer en ellas, pero no sujetarse ni a Dios ni a su Palabra.

Mucha gente dice ser "cristiana", de hecho hasta mencionan el día y el lugar en el que "confesaron a Jesús" públicamente; pero hoy viven una vida rebelde, totalmente contraria a Dios y a su Palabra. Debemos alinearnos a lo que la Biblia enseña y saber que la verdadera prueba de que alguien ha sido regenerado, no es una "confesión pública", sino la forma en que ha vivido la vida cada día después de esa "confesión de fe".

Tampoco el tener la doctrina correcta es una prueba de nuestra salvación. Podemos, como los demonios, entender muchas cosas correctamente acerca de Dios y sin embargo no ser salvos. ¡Qué el Espíritu Santo traiga convicción a nuestro corazón si ese es nuestro estado!

No nos engañemos a nosotros mismos; la fe sin obras es una fe muerta, vana y falsa.

Examinemos nuestro corazón a medida que meditamos en estos versos esta semana.

Becky

Read more...

Memorizando Santiago -Semana 7-

>> 19.6.11



Santiago 2: 15- 20

15 Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,

16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?

17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.

18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 

Read more...

Vivir y Amar con Imparcialidad

>> 17.6.11



Santiago es definitivamente una carta práctica que nos lleva a la acción. 

El primer verso en Santiago 2 dice:

"Hermanos míos, que vuestra fe en el glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas"

Vemos que inmediatamente, Santiago nos lleva a evaluar como es que vivimos nuestra fe.

En los siguientes versos (2- 13), Santiago nos habla duramente acerca de no hacer acepción de personas en la iglesia. Cuando hacemos favoritismo en el cuerpo de Cristo, no solamente estamos siendo descorteces, sino que estamos pecando. ¡Qué duro! al menos para mí, esta semana ha sido de mucho evaluar mi conducta y reflexionar sobre mis relaciones en la congregación y con mis hermanos en Cristo dentro de la iglesia. No siempre amo imparcialmente a todos.

El verso 9 es tremendo porque nos lleva a la conclusión de que si hacemos acepción de personas (¡y lo hacemos!), cometemos pecado, un pecado tan grave como el adulterio y el asesinato. (v. 10- 11)

En fin, mucho que orar y pensar este fin de semana, al terminar de memorizar estos versos.

Bendiciones,

Becky

Read more...

Memorizando Santiago -Semana 6-

>> 13.6.11



Semana 6

Santiago 2: 8- 14

8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis;

9 pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.

10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.

12 Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad.

13 Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.

14 Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?


********************

Señor, que nuestro deleite sea habitar en tu Palabra y nuestro gozo sea obedecerla.

Becky

Read more...

Meditando en Santiago 1

>> 11.6.11



Estas semanas hemos estado con mil cosas, muchos  ires y venires, e inclusive vistas del extranjero; es por esa razón que no he podido publicar tanto como quisiera. Quiero, compartirles que de todas maneras he seguido trabajando en Santiago. Voy un poco retrasada con la semana 5 pero espero ponerme al corriente la siguiente semana.  ¿Cómo vas tú? Espero que sigas memorizando este libro, aún cuando lleves tu propio ritmo. Recuerda que el fin no es memorizar por memorizar, sino meditar en la palabra de Dios diligentemente y de una manera consciente.

He seguido estudiando el comentario de MacArthur, y aprendí entre otras cosas que el creyente, el verdadero creyente debe recibir la Palabra de Dios teniendo las siguientes características que señala Santiago.

1. Recibir la Palabra con humildad (1:19-20) Siempre debemos ser prontos para oír y estar dispuestos a  aprender y a ser transformados. Al mismo tiempo debemos ser lentos para hablar. No lo sabemos todo, no nos engañemos. Muchas veces, a lo mejor, no hablamos mucho con la boca, pero en nuestra mente y corazón no estamos calladas. Leemos algo en la Palabra y al mismo tiempo estamos pensando como podemos acomodar esa escritura de una manera cómoda a nuestra vida. Santiago también nos dice que debemos ser lentas para airarnos. MacArthur explica que el contexto no se refiere a un enojo explosivo, sino a una actitud hostil a la Palabra, que muchas veces ni siquiera sale a la luz pero que nos molesta en gran manera.¿Cuántas veces hemos creído que con nuestra ira podemos obrar la justicia de Dios? No nos gusta lo que el Señor ha designado para nosotras y nos airamos y terminamos pecando en gran manera.

2. Recibir la Palabra con pureza. (1:21) Que interesante es notar que los creyentes sí tenemos que hacer algo, en este contexto se nos dice que tenemos que desechar toda inmundicia y abundancia de malicia. ¿Qué has hecho esta semana para desechar toda inmundicia y abundancia de malicia en tu vida? ¿Qué he hecho yo?

3. Debemos recibir la Palabra de Dios con una disposición a obedecerla, sin hipocresía, sin engañarnos a nosotras mismas. (1: 22-26)

4. Debemos recibir la Palabra de Dios con una actitud desinteresada. Siempre negándonos a nosotras mismas. Recordemos que la calidad de nuestra vida espiritual no está regida por nuestros propios estándares, sino los de Dios.  Debemos de dar, de darnos, de vivir sirviendo.

5. Recibir la Palabra sin vivir comprometidos con el mundo. (1:27b) No hay un cristianismo verdadero, si vivimos con un pie y la mitad de nuestro corazón en el mundo.

Bueno, las dejo. Voy a jugar un juego de mesa con mi hija. :)

Becky

Read more...

Memorizando Santiago -Semana 5-

>> 7.6.11

Shiloh Photography (used with permission)




Santiago 2

1 Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.

2 Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso,

3 y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado;

4 ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos?

5 Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?

6 Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?

7 ¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?


*********************************

Que nuestras acciones, motivaciones, y razones esten fundadas en la Palabra de Dios.

****************************

Read more...

Recuerda que puedes suscribirte para recibir las nuevas publicaciones en tu correo.

Fotos Y Líneas

Si quieres usar una foto o texto de este sitio, por favor déjamelo saber a través de un correo o mensaje. Y espera mi permiso por escrito.
Estas son nuestras fotos. Nuestro diario en pixeles y palabras.
Gracias.
Se produjo un error en este gadget.

Norma y Becky

Norma y Becky
Norma y Becky

Blog template by simplyfabulousbloggertemplates.com

Back to TOP