Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails

Meditando de Día y de Noche: Salmo 1

>> 29.4.11



Ayer les platiqué la idea y el por qué de este proyecto: Meditando de Día y de Noche. Y hoy vamos a comenzar.

¿Qué necesitan?

*Un cuadernito, algo chiquito que quepa en tu bolsa, el mío cabe hasta en la bolsa trasera de mi pantalón. Si no consigues uno, no importa, otra muy buena idea es usar tarjetas de papel grueso (index cards o tarjetas bibliográficas) y unirlas con un arillo metálico.

*Copia a mano o imprime y luego pega el Salmo 1 en tus tarjetas. (puedes poner uno o dos versos por tarjeta. Trata de usar letra muy clara y no muy pequeña para que mientras cocinas la puedas leer de "reojo")

*Un cuaderno para anotar lo que estudies acerca de los versos que estás memorizando. 

*¿Más tiempo? No, no podemos añadir ni una hora más a nuestro día, así que recuerda que vamos a usar el tiempo que hoy tenemos, el tiempo en el que nuestras manos están ocupadas pero nuestra mente no.

Salmo Uno

El justo y los pecadores

1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;


2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.


3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.


4 No así los malos,
Que son como el tamo que arrebata el viento.


5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,
Ni los pecadores en la congregación de los justos.


6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;
Mas la senda de los malos perecerá.


Son seis versos, y vamos a memorizarlos en seis días.

DÍA UNO:

 1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,
Ni estuvo en camino de pecadores,
Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

Para reflexionar:

La verdadera bendición de un creyente no es nada menos ni nada más (literalmente) que andar en santidad. Apartado el consejo de malos, lejos del camino de los pecadores, jamás sentado en silla de escarnecedores.

¿Quiénes son tus amigas? ¿Quiénes te dan consejo? Tu diario andar se caracteriza por andar con pecadores, oyendo sus consejos y sentándote a la mesa con ellos?


DÍA DOS:

 2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
    Y en su ley medita de día y de noche. 

 Para reflexionar:

Si eres bienaventurada, primeramente eres una mujer apartada del mundo, en tu andar y en tu pensar. (Y eso es solamente a través de la obra de Jesucristo) Y en segundo lugar,  tu deleite está en la ley de Dios. La Palabra de Dios es lo ocupa tus pensamientos de día y de noche; es lo que dirige tu día.

La palabra meditar, en el original (ESV Bible notes) se refiere a repetir en voz audible para uno mismo un cierto pasaje bíblico.

*Repite este verso y el uno durante el día y medita en ellos. Repítelos audiblemente.

DÍA TRES:

3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará.


Para reflexionar:

Un árbol da fruto no para sí mismo, sino para los demás.  La verdadera prosperidad no es económica, jamás lo será. La verdad prosperidad es la que nos lleva a ser más como Cristo y a extender el Evangelio.

Cuando meditamos en la Palabra de Dios, podremos arraigar nuestra vida en la Palabra segura; y cuando vengan tormentas y tempestades, permaneceremos seguros en ella.


DÍA CUATRO:

4 No así los malos,
Que son como el tamo que arrebata el viento.

El tamo es la basura, es la cascarita del trigo. Cuando en la ley de Dios no está nuestra delicia, ni en su ley meditamos de día y noche; cuando nos gusta la compañía de los pecadores y buscamos estar sentados con ellos oyendo sus consejos; entonces no podemos llamarnos bienaventuradas, sino malas. Y no es de sorprendernos que seamos como la basura del trigo, que con cualquier viento somos arrastradas.


DÍA CINCO:

5 Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,
Ni los pecadores en la congregación de los justos.

Para reflexionar:

No hay esperanza para el malo y el pecador no arrepentido en el día de juicio.

¡Qué el Señor te conceda hoy un corazón arrepentido delante de Él!

¡Si oyes hoy su vos, no endurezcas tu corazón, arrepiéntete mientras haya aliento en tu ser!


DÍA SEIS:

6 Porque Jehová conoce el camino de los justos;
Mas la senda de los malos perecerá. 

Para reflexionar:

El que el Señor conoce el camino de los justos, debería de ser nuestro gran consuelo y esperanza. Dios es Soberano y su Providencia es perfecta. No importa porque circunstancias pases hoy, Dios es Soberano y nada escapa de su mano. Él conoce nuestro camino, ¡qué gran consuelo!

El andar en pecado, el vivir en una amistad con el mundo, lo único que trae al fin de los días es destrucción eterna. ¡Qué Dios nos libre!



************************************

Ahora, repasa diario los seis versos varias veces al día, por lo menos tres días seguidos antes de empezar un nuevo proyecto de memorización.

Recordemos que este proyecto no es memorizar por memorizar, es memorizar para guardar la Palabra de Dios en nuestros corazones y ser transformadas por ella.
¡Qué el Señor nos ayude!

Becky



Read more...

Proyecto: Meditando De Día y de Noche

>> 28.4.11



Parecía que sería imposible memorizar la epístola de Pablo a los Filipenses en 16 semanas; pero tomé el reto y el domingo de Resurrección tenía el último versículo memorizado. Memorizar la Palabra de Dios  es algo que he venido haciendo en los últimos dos años (en este blog he compartido de esto varias veces), pero ésta es la primera vez que memorizo un libro completo.

La verdad es que no, no tengo más "puntos a favor" en mi vida cristiana por haberlo hecho, ni va a haber una cena especial en el cielo para los que tengan más versículos memorizados; tampoco soy más espiritual; y por si acaso se lo preguntan, tampoco me salieron alas, ni tengo un brillo especial en los ojos por haberlo hecho.

Si tú eres una mujer creyente, debes de conocer la Escritura para creer en ella. Sabes que el Salmo 1, por ejemplo, nos habla de las bendiciones que hay para el que habita en la Palabra de Dios, para el que medita en ella de día y de noche. Pero, ¿de verdad conoces la Palabra de Dios?, ¿meditas en ella de día y de noche?, ¿eres diligente en estudiarla?.

Pedimos sabiduría a Dios para educar a nuestros hijos, para ser buenas esposas, para ser buenas hijas, pero no somos diligentes en buscar la sabiduría de Dios en el único lugar  que es posible encontrarla, en la Palabra Santa de Dios. Preferimos muchas veces tomar un café con una amiga y pedirle consejo a ella antes que escudriñar las Escrituras. Y  cuando una amiga nos viene a pedir consejo, rápidamente damos nuestra opinión sin usar la Palabra de Dios.

Quiero animarlas a que juntas empecemos un proyecto nuevo:  Meditando de Día y de Noche. En este proyecto vamos a memorizar diferentes porciones de la Escritura hasta memorizar un libro completo.(Y acuérdense  que el hacer esto no nos va a dar ningún mérito extra.)

No vamos a memorizar versículos aislados, porque eso hace más daño que bien ya que los versículos fuera de contexto terminan siendo usados para nuestro provecho. Los tomamos como tomamos nuestras vitaminas cada día, para sentirnos mejor; o como una aspirina para tratar de quitarnos el dolor de cabeza al momento. Por ejemplo, ¿qué tal el verso de Filipenses? Sí ése que te aprendiste desde que eres niña en la escuela dominical....

"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece." (4:13)

Ese versículo no es para animar a tu hijo a que puede sacar mejores calificaciones en matemáticas, o a tu hija a que puede ganar la competencia de ballet si está en Cristo. No, ¡es para algo mejor! El contexto es claro, no hay lugar a dudas, Pablo habla del contentamiento en todas las circunstancias. En la abundancia y en la escasez, en las persecuciones y en tiempos de paz. No habla de logros personales en ningún momento. Esto quiere decir que podemos usar este verso en contexto, para enseñarnos primeramente a nosotras mismas, a que cuando no podemos ir a comer a un restaurante, o no podemos comprar carne, o no nos alcanza para unos zapatos nuevos para nuestro hijo podemos ser fortalecidas en el Señor para vivir agradecidas y con contentamiento. Significa también, que las tentaciones de vivir en una época próspera en tu vida las puedes vencer en Cristo. Este verso, no se refiere a mis logros personales jamás. Que no se nos olvide que el personaje principal en la Biblia no somos nosotras mismas, sino Cristo. (Lee el contexto aquí)

"Pero, ¿a qué hora lo voy a hacer?", es tu pregunta. "No tengo ni tiempo, ni buena memoria" es lo que decimos, pero la sorpresa es que vas a ver que se requiere menos tiempo del que crees, y tu memoria te va a sorprender.

En el día hacemos muchas cosas, desde tender la cama, preparar el desayuno, lavar y doblar ropa. Manejamos a las clases de deporte de nuestros hijos, esperamos en la línea del banco, caminamos a la tienda,  hacemos ejercicio (bueno... no todas),etc... en todos estos momentos nuestras manos y nuestro cuerpo están ocupados pero nuestra mente no. Es justo en todos estos momentos que vamos a memorizar la Palabra. ¿Ya vez? El tiempo ya lo tienes, sólo vas a aprender a disciplinar tu mente para en esos momentos memorizar la Palabra que da vida. Ahora, mientras cocinas o lavas la ropa ya no vas a dejar que tu mente se distraiga con pensamientos que no te edifican y que no glorifican a Dios, sino que solo alimentan tu amargura y descontento.

Cuando memorizamos capítulos completos de la Biblia o libros enteros lo hacemos de una manera ordenada y es mucho más fácil recordarlos. En cambio, cuando nos sabemos muchos versículos fuera de contexto, "promesas que nos convienen" terminamos por tener nuestra mente igual que el cajón de la cocina. No sabemos ni por donde empezar para ordenarlo.

¿Qué es lo más difícil de memorizar la Palabra?  El reto de vivirla.

La recompensa que yo he experimentado en mi vida es el hermoso privilegio de tener la Palabra de Dios en mi boca y en mi corazón redarguyéndome en todo tiempo.

Recuerdo también aquellas veces cuando mi vida no estaba de verdad fundada en la Palabra sino en alabanzas emocionales, que en mi coche, y con la música a todo volumen cantaba a Dios hasta llorar. Ahora no hago eso, ahora en el coche y en mi cuarto al repetir con mis labios y meditando en mi corazón la Palabra de Dios, mi corazón ha sido quebrantado, ya que es solamente a través de las Sagradas Escrituras que Dios nos habla hoy (sí, eso dice la Biblia).


Por ahora, espero haberlas dejado entusiasmadas. Lleven esto en oración al Señor, y mañana nos vemos con nuestro primer proyecto. No, no es un libro entero, es un Salmo y no es el 119.

Becky

Read more...

El Matrimonio y la Gratitud por Lulú Gómez

>> 22.4.11

 Si algo vemos en nuestros papás es una pareja de enamorados. A sus 40 años de casados disfrutan mucho estar juntos, se puede ver que se aman profundamente. Hoy nuestra mamá comparte con nosotros sobre el matrimonio.

Te amamos mami.



Escribir sobre el matrimonio, es de las cosas más dulces en que puedo pensar.

Trae recuerdos de hace muchos años, trae situaciones tristes y difíciles, trae sonrisas y alegrías, Trae tantas cosas a la memoria, sobre todo cuando hemos pasado 40 años juntos.

Pero por sobre todas las cosas más hermosas trae a mi mente y a mi corazón. Gratitud.

Gratitud al Señor por cada momento, cada día, cada situación y por todo lo que hemos vívido juntos, porque eso es el matrimonio.

"Dad gracias al Señor en todo". No es broma, es algo serio. Cuando estás pasando algo difícil da gracias, cuando no están yendo las cosas cómo tu y tu esposo lo soñaron, da gracias, cuando viene una enfermedad, da gracias, cuando hay salud y bienestar, da gracias. Cuando viene el otoño y no tienes la misma energía y salud, da gracias. Cuando tienes que usar un grado más en tus lentes para leer, da gracias. Porque en cada cosa que nos pasa, Dios está en control, eso nos hace más unidos y fuertes en nuestro amor. Cada momento de la debilidad de mi esposo, yo espero ser fuerte y ayudarlo. Y cuando yo desfallezco, él en mi debilidad me sostiene.

El matrimonio es un continuo crecer y madurar. Es entender que no somos los mismos y que en esos cambios viene un encanto nuevo. No volveremos a ser la pareja de recién casados jamás. Nuestros sueños serán otros, no menos hermosos, sólo diferentes. Las diversiones y alegrías las provocan otros factores, tal vez más sencillos y simples, pero no son menos dulces y hasta románticos muchas veces.


Gratitud, El Señor nos da mucho más de lo que pedimos y entendemos. Su Providencia alcanza limites que nosotros jamás entenderemos. Su cuidado y amor nos llevan a lugares y tiempos hermosos. Y sólo el tiempo da esa calidad de amor. Por eso cada día, debemos darle gracias a Dios, por ser parte de la vida de nuestros esposos. De ser su ayuda cuando él ni siquiera lo note. De amarle y cuidarle, de poder recostarnos en su pecho y escuchar el sonido más hermoso, el ritmo de su corazón, De verle en la mañana y ser lo último que vean mis ojos y sienta mi cuerpo por la noche antes de acostarme. Y en cada momento de nuestra vida recordar que él es un regalo de Dios para nosotras y tenemos que darle muchas gracias a Él, dador de vida, por que algo tan bello no lo merecíamos.

Lulú Gómez



Read more...

The Gospel Coalition en Español

>> 15.4.11


 The Gospel Coalition (La Coalición del Evangelio) tuvo esta semana su gran congreso en la ciudad de Chicago. Por lo que he visto, leído y escuchado, las conferencias fueron extraordinarias. La buena noticia es que el audio de las sesiones principales están disponibles en español aquí.



Para leer más acerca de The Gospel Coalition ve a este enlace.   También puedes leer su confesión de fe aquí.


Becky

Read more...

Hablando de Hospitalidad

>> 14.4.11




Mañana nos llegan a visitar de otro país una amiga y su hijo de 16 años y estamos muy emocionados de poderlos hospedar por una semana. Abrir nuestra casa para amigos cercanos y amigos que viven en otros países se ha convertido en un sello de nuestra familia. Es algo que hemos aprendido a hacer poco a poco, y como todo, sabemos que hay muchas cosas que nos falta aprender por acerca de la hospitalidad.

Mientras planeo todo, desde el menú hasta los lugares que visitaremos, he pensado que sería de bendición compartir algunas de las cosas que he aprendido acerca de la hospitalidad. Muchas cosas las he aprendido al ser anfitriona y otras al ser huésped en otras casas en otros países)

Primeramente recordemos que la hospitalidad es un mandato y un privilegio  para los creyentes:

"No os olvidéis de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles"             Hebreos 12:2


Me pone a pensar que dice, "no os olvidéis de la hospitalidad". A la iglesia de los hebreos se les olvidaba ser hospitalarios, lo mismo que a nosotros hoy. Muchas veces tenemos intenciones de invitar a comer, o a tomar un café a una familia de la iglesia a nuestra casa y se queda en un plan en nuestra mente, nunca llega al calendario porque se nos olvida hacerlo. Se nos olvida que es importante.

Ahora vamos a algunas ideas practicas y muy simples. La Biblia nos dice a lo creyentes que no nos olvidemos de la hospitalidad y punto. Lo que significa que no importa si tenemos una casa grande o una casa chiquita. No importa si tenemos una situación económica  que nos permita servir salmón a nuestros invitados o simplemente invitarlos a tomar un rico chocolate caliente y pan dulce. 

El problema es que se nos olvida que la hospitalidad es acerca de los que nos visitan y no acerca de nosotros. Por eso muchas veces nos estresámos horriblemente, porque nos preocupamos demasiado en "nosotras", en lo que van a decir de "nosotras", en lo que van a pensar de "mi" comida y de "mi" casa. La verdad es que eso no es más que egoísmo y orgullo. La casa que tenemos nos la ha dado Dios, la provisión que tenemos viene de la mano del Señor, y cuando nos da pena invitar a otros hermanos a nuestra casa, por miedo de "lo que dirán" entonces estamos siendo desagradecidas con Dios y con la provisión que viene a través del trabajo de nuestro marido. Con mucha tristeza, me ha tocado ir a casas de creyentes en las que los anfitriones te reciben con las palabras "Bienvenidos a nuestra pobre casa" con una entonación de voz triste y amarga. O al sentarte a su mesa se disculpan por servir algo modesto. Por favor no hagamos ésto. Recibamos a nuestros invitados con una sonrisa, con cariño, agradecidos con Dios porque nos da la oportunidad de ser hospitalarios y nos provee para compartir el pan alrededor de la mesa.

Así que, reconozcamos que en la situación en que estemos viviendo, con mucho o poco, en lujos o en austeridad podemos y debemos practicar la hospitalidad con un corazón agradecido.

Cuando planeemos tener invitados (Cristianos o  no) preparemos el menú con anticipación, y de ser posible, adelantemos lo que se pueda cocinar con anterioridad para que ese día podamos sentarnos a disfrutar la compañía. No te recomiendo que planees servir algo que se tiene que preparar al momento, porque eso te va a quitar tiempo de estar con tus invitados.  Planea cosas ricas, pero fáciles de servir y presentar. 

Es lindo y muy importante poder involucrar a nuestros hijos cuando vamos a tener visitas. Los hombres pueden ayudar con lo más pesado, mientras las hijas nos pueden ayudar a planear el menú e inclusive a cocinar y poner la mesa. Ten cuidado de no querer hacer las cosas "tan perfectas" que todo el ambiente de tu hogar previo a la llegada de tus invitados, sea horrible, lleno de tensiones. Que sea un gusto no solo tener invitados, sino preparar todo antes de que nuestros invitados lleguen. Que tus hijos vean que ser hospitalarios es un gozo y no algo que quisieran evitar a toda costa.

De verdad se trata de disfrutar la compañía, así que si algo no sale como lo esperabas, opta por reírte. Es verdad, la risa ayuda a aliviar el estress en el momento en el que nos damos cuenta de que se nos olvidó ponerle sal a la sopa, o ¡azúcar al pastel de chocolate! (Ya me sucedió ésto)

Recuerdo cuando en unas fiestas de Navidad y Año Nuevo tuvimos a una familia de 8 hospedados en nuestra casa y la primer mañana, cuando se trataron de bañar, no salía agua caliente ¡El calentador se había apagado durante la noche! De verdad que la risa fue nuestro remedio y ahora nos seguimos riendo de lo que sucedió.

Disfruta a tus invitados, ellos van a estar felices con lo que les ofrezcas; así que planea estar con ellos y no en la cocina. Recuerda que puedes organizar cosas tan sencillas como invitarlos a tomar una merienda o tu pastel favorito acompañado de café o te.

Becky

Read more...

Un Corazón Organizado, un libro de Staci Eastin

>> 7.4.11

Leí apenas hace una semana un muy buen libro recién salido del horno, The Organized Heart por Staci Eastin. (puedes leer mi reseña del libro en inglés aquí) La verdad es un libro que me encantó, porque trata de un tema crucial en la vida de las mujeres de una manera diferente, de la manera correcta.

Cruciform Press


En este libro, la autora, Staci Eastin,  habla de como la desorganización en nuestras vidas, en nuestra casa, en nuestro armario y en la despensa no tiene que ver tanto con un método de sobre cómo organizar mejor cada cajón en la casa y de como hacer una mejor lista de compras. La raíz del problema está en nuestro corazón. La raíz de nuestro problema, nos recuerda la autora, es el pecado de idolatría en nuestro corazón.

Muchas veces nos escondemos, porque es lo más fácil de hacer, detrás de los ya conocidos pretextos:  "así es mi personalidad", "así soy yo", "así lo aprendí", "nadie me enseñó a hacerlo bien"... y al final del día vivimos en un desorden que comienza en el corazón.

Lo primero que tratamos de hacer es ponernos más reglas, sin embargo la autora nos recuerda que:

"Nunca vamos a conquistar el pecado añadiendo más reglas. Eso es lo que los fariseos hacían y Jesús los amonestó por eso. Jesús está interesado más que en las apariencias externas; Él quiere que hagamos buenas obras pero obras que fluyen de un corazón puro. Mis intentos de convertirme en una mujer organizada siempre fallaban porque yo trataba de cambiar mis hábitos sin dejar que el Espíritu Santo cambiara mi corazón. Fue entonces, cuando el Espíritu Santo me dejó ver las motivaciones pecaminosas detrás de mis malos hábitos que pude empezar a ver un cambio duradero en mi vida"

Es aquí, en nuestro corazón, en dónde crecen las raíces de pecado que destruyen nuestra vida. ¡Qué importante es ver que el pecado en nuestras vidas es lo que nos lleva a un caos en todas las áreas! Cuán importante es entender que estamos en un proceso de santificación y que es nuestra obligación mortificar el pecado en nosotros y destruir los ídolos que tanto reverenciamos en nuestro corazón.

Staci Eastin menciona cuatro ídolos que fabricamos en nuestro corazón, los cuales nos impiden servir a Dios con eficacia en nuestro diario vivir. Estos ídolos son:

1. El perfeccionismo

2. Nuestras ocupaciones diarias.

3. Nuestras posesiones.

4. Nuestro tiempo libre (pasatiempos y hobbies).

Quizá solamente identificamos a un ídolo en nuestro corazón, o quizá a más de uno. Solamente con la gracia de Dios podremos verlos para luego, entonces, destruirlos.

Sobre el perfeccionismo, la autora nos dice que aún cuando hemos sido llamadas a hacer todo bien, con excelencia para Dios, muchas veces dejamos de verlo a Él y nos vemos a nosotras mismas como "súper-mujeres" que tenemos que hacer todo y todo perfectamente o si no fallamos como seres humanos. Cuando hacemos ésto, entonces dejamos de ver a Dios como el único capaz de hacer que los resultados sucedan y  empezamos a dirigir todo nuestro esfuerzo hacia una meta imposible de alcanzar: la perfección.


"La vida del perfeccionista pareciera ser ideal, pero es fachada bien mantenida esconde un corazón desesperado y lleno de malas motivaciones...

"La excelencia es una meta noble, sin embargo, el perfeccionismo es una forma de esclavitud..."

El perfeccionismo es un  ídolo del corazón porque, si somos sinceras, cuando buscamos ser perfectas queremos el reconocimiento de las personas a nuestro alrededor - inclusive de Dios- Queremos que se nos reconozca y en vez de encontrar nuestra satisfacción en Dios queremos buscar la satisfacción en el aplauso de otros.

"En lugar de confiar en la gracia de Dios, tontamente tratamos de ganarnos el favor de Dios"

Que nos olvide ni por un minuto que no podemos hacer NADA para ganar nuestra salvación. No podemos añadir NADA bueno a la obra perfecta de Cristo.

"Pretender que nuestras vidas pueden ser perfectas sin que el Evangelio sea aplicado profundamente y constantemente en nuestro corazón es nada menos que tratar de auto-justificarnos"

"El perfeccionismo no nos permite vivir nuestra vida. Nos estorba para disfrutar a nuestras familias. Nos roba el gozo. Y sobre todo, nos detiene, no nos deja empaparnos de la gracia de Dios para servir a otros en la fuerza que solamente viene de Él. Dios conoce nuestros talentos, nuestras fuerzas, nuestras capacidades. Solamente Él, y Él sólo puede obrar poderosa y perfectamente para que nosotros confiemos en Él."

Sobre las ocupaciones de nuestro diario vivir, Eastin nos dice que a la s mujeres les gusta presumir que tan ocupadas están y lo muestran a todos como medallas de honor; y falsamente creen que una vida muy ocupada, llena de actividades es una vida de fe.

El resultado de una vida demasiado ocupada es caos. Nuestra salud sufre, nuestra familia sufre, hacemos todo y nada. Nos llenamos de actividades y no nos detenemos para ver de cerca a nuestros hijos, para besar a nuestro esposo. Siempre estamos cansadas, y cuando tenemos un minuto para sentarnos y tomarnos un té con las piernas sobre el sillón, nuestra mente sigue acelerada,  pensando en el día siguiente, en el siguiente proyecto, en lo que falta por hacer. El resultado es que Dios y nuestra familia tienen las sobras de nuestro tiempo.

La autora dice,

"Muchas veces el hecho de que estemos tan ocupadas es una muestra de nuestra incredulidad. No creemos que Dios puede obrar a través de otras personas"

"Dios no es glorificado dependiendo la cantidad de tareas que completemos, el número de espacios que que llenemos en nuestros calendarios, y en lo largo de nuestra lista de tareas pendientes. Agradamos a Dios cuando lo servimos con un corazón sincero."

Acerca de la posesiones, leemos:

"¿Cómo sabemos que hemos cruzado la línea entre "lo suficiente" y "lo demasiado"? ¿Cómo saber si las cosas, las posesiones te gobiernan?.... Piensa en como el tener tantas cosas acumuladas afecta el desempeño de tu familia, tu habilidad de ser hospitalaria. Piensa en como la desorganización te ha hecho retrasarte en pagos y acumular papeles importantes en grandes pilas.Piensa si ahora es prácticamente imposible descansar en tu casa a causa del desorden..."
 No se nos olvide que sin importar nuestra situación económica sea buena o difícil, Dios sigue sentado en el trono. Nuestra economía puede cambiar mil y una veces pero Dios no cambia.  Dios es soberano y las circunstancias en nuestras vida nunca se escapan de su mano soberana.


Sobre los pasatiempos o actividades de recreo, Eastin nos recuerda que tenemos que ser honestas y analizar cuanto tiempo pasamos en las cosas que son para nosotros un pasatiempo, el famoso tiempo "para mí". Nos hace pensar en que el ocio, la pereza y la idea de dejar la cosas para más tarde  parecen ser aceptadas por más mujeres cristianas cada día. Es como tener un cajón de cosas desordenadas.. "¿quién no lo tiene?". Así que con más y más apertura anunciamos lo que no hemos hecho y deberíamos de haber hecho sin ninguna vergüenza. Parece que hemos creído esa mentira de que como todo mundo necesita un "tiempo para mí", podemos dejar a un lado lo que sea con tal de disfrutar un rato.

En las palabras de la autora:

"El hábito se dejar todo al último indica un problema de adoración: es negarse a hacer el trabajo que Dios ha puesto delante de nosotros, o una inhabilidad para discernir que ha nos ha dado Él para hacer y que no. La que deja todo para la última hora, está buscando acumular tiempo para ella en lugar de trabajar diligentemente en los quehaceres que Dios le ha dado. Ella va  a preferir siempre culpar al caos que está fuera de ella que al caos que está dentro de ella."

El problema que las mujeres que dejan todo para el último es que quizá vivan ya en un patrón de adicción a los pasatiempos que tienen, desde el gimnasio hasta la pintura o  hasta las redes sociales. Necesitamos orar y pedirle al Señor que nos muestre las áreas de nuestra vida que en las que estamos invirtiendo más tiempo de lo que nos conviene.

Algunas claves para saber si nuestro hobbie ya se convirtió en nuestro ídolo, son de acuerdo a la autora las siguientes:

* Cuidado cuando eres deshonesta acerca de cuanto tiempo le dedicas a una actividad.
* Cuidado cuando tus pasatiempos empiezan a afectar negativamente tus finanzas.
* Cuidado cuando empiezas a depender de "niñeras electrónicas"
* Cuidado cuando te molestas porque alguien te sugiere que tu vida está fuera de balance.


Y ahora ¿qué hacer?, ¿cómo encontrar el balance?

La autora nos aconseja orar antes de agendar nuestros días.  Dios nos ha dado el esposo que tenemos y los hijos que tenemos y con ellos nos ha dado las fuerzas para servirlos. No podemos decir que es mucho para nosotras, si Dios nos puso para servir a esta familia, hagámoslo ya. Es importante también poner aparte un tiempo para cada cosa, inclusive para nuestros pasatiempos. Pide consejo a tu esposo sobre como administrar tus días y confía en que Dios te dará reposo y fuerzas para hacer su voluntad.


Becky



©Becky Pliego www.deliciasatudiestraparasiempre.com

Read more...

Recuerda que puedes suscribirte para recibir las nuevas publicaciones en tu correo.

Fotos Y Líneas

Si quieres usar una foto o texto de este sitio, por favor déjamelo saber a través de un correo o mensaje. Y espera mi permiso por escrito.
Estas son nuestras fotos. Nuestro diario en pixeles y palabras.
Gracias.
Se produjo un error en este gadget.

Norma y Becky

Norma y Becky
Norma y Becky

Blog template by simplyfabulousbloggertemplates.com

Back to TOP